Según Díaz Barriga y Hernández Rojas (2010), el constructivismo surgió es una corriente epistemológica que intenta explicar el proceso de adquisición del conocimiento como un proceso en el cual el individuo no recibe el conocimiento pasivamente de su entorno, sino que lo construye activamente en su interacción con el mismo. El sujeto construye de manera progresiva modelos explicativos a través de los cuales conoce la realidad (Serrano González y Pons Parra, 2011).

Para entender mejor este proceso, Raskin (2011) aporta tres cualidades esenciales que pueden ser atribuidas a las personas dentro de un marco constructivista:
  1. Las personas son sistemas cerrados que sólo entran en contacto directo con sus propios procesos. Sólo pueden conocer de manera indirecta el de las otras personas.
  2. Las personas son responsables de su propio conocimiento, ya que construyen significados de la realidad basándose en sus propias experiencias.
  3. Las personas son seres sociales que utilizan sus experiencias intersubjetivas para confirmar la utilidad de los esquemas de conocimiento que han construido. Basado en estas construcciones, las personas adoptan papeles en relación uno con otro que, a su vez, estructuran sus interacciones.
imagesCA6X42J7.jpg


El Aprendizaje Significativo.

El aprendizaje significativo es el principal argumento que fundamenta las concepciones constructivistas. Ausubel (1983) puede considerarse como el autor que sistematizó su naturaleza, a partir del establecimiento de vínculos, identificados y no arbitrarios, entre el nuevo contenido -el objeto de aprendizaje- y lo que ya se sabe -los conocimientos previos que se mantienen en la estructura cognitiva de los sujetos que aprenden-. Se trata, por tanto, de atribuir significado a lo que tiene que aprenderse, precisamente en función de lo que ya se conoce. De ahí, la reelaboración, reinterpretación o mejora –la progresiva construcción- de los esquemas de conocimiento disponibles.

“Estos esquemas no se limitan a asimilar la nueva información, sino que el aprendizaje significativo supone siempre su revisión, modificación y enriquecimiento estableciendo nuevas conexiones y relaciones entre ellos, con los que se asegura la funcionalidad y la memorización comprensiva de los contenidos aprendidos significativamente” (Coll y Solé, 1989).

Según Coll y Solé (1989) existen condiciones que facilitan la adquisición de aprendizajes significativos. Estas son:
  • Carácter significativo del material que se aprende, en su estructura interna, coherencia, presentación... “Cuando no es así, la tarea de atribuir significado se dificulta enormemente y en muchas ocasiones se bloquea, optándose entonces por aprender de una forma mecánica y repetitiva ese contenido cuyas características hacen imposible abordarlo de otro modo”.
  • Necesidad de que el alumno disponga de un bagaje fundamental para realizar la atribución de significados propia del aprendizaje significativo. Esto es, disponer de conocimientos previos relevantes para adquirir nuevos aprendizajes.
  • Actitudes favorables a la realización de aprendizajes significativos: la motivación es un requisito indispensable para activar procesos tan complejos como los que necesitan las construcciones (seleccionar esquemas de conocimientos previos, aplicarlos a la nueva situación, revisarlos, modificarlos, reestructuraciones, nuevas relaciones, considerar su adecuación, etc.).

Entonces puede concluirse que el constructivismo se logra por la participación activa del sujeto en su propio aprendizaje, desde la motivación para aprender, como los conocimientos previos que den sustento y una actitud positiva para realizar cambios de esquema.

Constructivismo en la educaciónimagesCA6Z7QXH.jpg

En cuanto al contexto educativo, para Sarramona (2008), la idea principal del constructivismo es la actividad que el alumno lleva a cabo para asegurar su aprendizaje. El alumno selecciona, organiza y transforma la información obtenida de diversas fuentes a fin de relacionarla con sus conocimientos previos (Díaz Barriga y Hernández Rojas, 2010). Coll (1990; en Díaz Barriga y Hernández Rojas, 2010) por su parte, afirma que las ideas fundamentales de la concepción constructivista del aprendizaje son las siguientes:
  • El alumno como responsable de su propio aprendizaje.
  • El alumno como constructor de su conocimiento tomando como base contenidos resultantes de un proceso de construcción en el nivel social.
  • El docente como guía en la asociación que realiza el alumno de sus procesos de construcción y su conocimiento previo.

Esto quiere decir que. desde este enfoque, no se busca que el maestro sea el responsable de la educación al alumno, haciendole memorizar y repetir datos sin mayor entendimiento, sino que idealmente lo que hará es presentarle los temas de estudio motivándole, guiándolo y proporcionándole las herramientas necesarias para descubrir y desarrollar nuevos aprendizajes a partir de la propia construcción de la realidad del aprendiz.

En educación uno de los autores más citados es Jean Piaget con su modelo del desarrollo cognoscitivo, parte de la idea de este modelo propone estadios de desarrollo que atraviesa la persona por lo que según esto en determinado momento de la vida la persona está lista para aprender un tipo de conocimiento particular.
Indirectamente la premisa de Piaget propone que el aprendizaje depende en demasía del nivel desarrollo que tenga la persona. Por lo que se puede decir que el proceso de enseñanza y aprendizaje está limitado hasta cierto punto por esta variable del alumno, haciendo al maestro un personaje con menor protagonismo en esta relación (Carretero, 1993).

En contraposición, o en complementación de esta postura, como se desee ver, Vygotsky, propone que efectivamente el aprendizaje está limitado por el nivel de desarrollo del alumno, pero que este nivel de desarrollo también está limitado o condicionado por el tipo de nivel de enseñanza que se le dé a la persona (Carretero, 1993). Debido a la veracidad de ambas propuestas el proceso de aprendizaje y enseñanza termina siendo producto de un ciclo constante entre lo que el alumno puede hacer y lo que se le enseña a hacer. El crecimiento cognitivo del alumno es semejante al de los arboles, ya que depende en gran medida de los recursos que le proporcione su entorno, pero al mismo tiempo el también es un agente que aporta a su entorno recursos, para el crecimiento de si mismo y/o de otros.

Esta cualidad del mecanismo de aprendizaje de crecer y poder ser alimentado, es el motor del constructivismo en la educación. Tener en cuenta esta característica del aprendizaje es importante al momento de idear nuevos programas de enseñanza y en el momento de buscar maneras de lograr un aprendizaje exitoso.


Implicaciones del Constructivismo en la educación.

Según Mazario y Mazario (s/f), las implicaciones de implementar una educación basada en el constructivismo pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Una vía para unificar y sistematizar las teorías educativas y convertirse en un propuesta teórica y epistemológica que agrupe diferentes enfoques y tendencias.
  • El conocimiento es construido, no transmitido. Las experiencias deben ser interpretadas y procesadas por cada individuo. Dos personas no pueden intercambiar conocimientos como si fuera sólo información.
  • El conocimiento previo tiene impacto en el aprendizaje. Los marcos cognitivos preexistentes determinan a qué presta atención el sujeto, cómo interpreta aquello a lo que presta atención y cómo construye nuevos conocimientos. Dos personas pueden tener la misma experiencia pero interpretarla de distinta manera.
  • Énfasis en la individualidad cognoscitiva, en el protagonismo del individuo en la apropiación de sus conocimientos y la necesidad de “aprender a aprender” pos sí mismo.
  • El carácter activo de la construcción y reconstrucción de nuevos conocimientos sobre las bases de las concepciones previas y creencias de los educandos. Cuestionar, revisar, reestructurar la propia visión del mundo requiere mucho esfuerzo.
  • Carácter tentativo de la construcción, lo que significa que el nuevo conocimiento debe adquirirse a través del método hipotético-deductivo, pudiendo sufrir modificaciones más o menos substanciales en la medida que surjan evidencias que así lo indiquen.
  • La viabilidad en la construcción del conocimiento, los nuevos conocimientos e ideas necesitan ser viables se quiere significar que deben ser útiles para un individuo o para un grupo de individuos.


Constructivismo y Evaluación Educativa

Según Díaz Barriga y Hernández Rojas (2010) para lograr una evaluación más objetiva es necesario obtener la mayor cantidad de información por diversos medios sobre el proceso y el producto de la construcción de aprendizajes significativos del alumno. Berliner (1987; en Díaz Barriga y Hernández Rojas, 2010) realizó una clasificación de las técnicas que pueden utilizarse para evaluar desde el enfoque constructivista, la cual se expone en la siguiente tabla:

Técnicas.jpg
Tabla 1.1. Técnicas para la evaluación constructivista


Criticas al Constructivismo

A pesar de que que sus supuestos pueden ser altamente deseables y positivos, el Constructivismo como otros sistemas de enseñanza-aprendizaje tiene sus fallas y errores, una de las críticas fundamentales es que se puede tomar por sentado la aotonomía de los alumnos y su interes nato por alcanzar conocimientos acerca de los temas presentados, cuando es bien sabido que la motivación varía entre individuos, de modo que presenta problemas cuando dos personas no buscan obtener el mismo nivel de conocimientos, ¿si el interes es muy bajo se le puede calificar negativamente?, igualmente el alcanzar el concenso en los diversos temas puede resultar complicado debido a la percepción de cada persona; esto puede presentarse de manera más aguda en casos de multiculturalidad, donde las diferencias en la interpretación de la realidad pueden constrantar más.

Otra crítica es que al final del proceso, no se puede llegar a un conocimiento verdadero, si no a una interpretación individualista, regida por las experiencias previas y la propia razon de la persona, dejando a un lado verdades absolutas; incluso siguiendo el método científico el producto final es una interpretación propia, opuesto a la busqueda de conocimiento real que propone tal método.
(Mazarío L. y Mazario C)






Referencias

Serrano González, J. M. y Pons Parra, R. M. (2011). El Constructivismo hoy: enfoques constructivistas en educación. Revista electrónica de investigación educativa 13(1).

Díaz Barriga, F. y Hernández Rojas, G. (2010). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista (3a. ed.). México: Mc. Graw Hill.

Sarramona, J. (2000). Teoría de la Educación. (2a. ed.). España: Ariel.

Raskin, J. D. (2011). On Essences in Constructivist Psychology. Journal of Theoretical and Philosophical Psychology, 31(4), 223-239.

Ausubel, D.P., Novak, J.D. y Hanesian, H. (1.983). Psicología educativa. Un punto de vista cognoscitivo. Nueva York: Holt, Rinehart y Winston. (Trad. cast. de M. Sandoval: Psicología Educativa. México: Trillas, 1983).

Coll, C. (1989). Aprendizaje escolar y construcción del conocimiento. Barcelona: Paidós.


Mazarío L. y Mazario C. (s/f). EL CONSTRUCTIVISMO: PARADIGMA DE LA ESCUELA CONTEMPORÁNEA. Universidad de Matanzas. Cuba.


Carretero, M. (1993). Constructivismo y educación. Buenos Aires: Aique.




Otros links sobre el tema:

http://estebanlaso.com/pdfs/constructivismo-construccionismo.pdf. El link... Luego lo discutimos.

http://www.proglocode.unam.mx/system/files/TEORIA%20DEL%20CONSTRUCTIVISMO%20SOCIAL%20DE%20LEV%20VYGOTSKY%20EN%20COMPARACI%C3%93N%20CON%20LA%20TEORIA%20JEAN%20PIAGET.pdf

http://llk.media.mit.edu/projects/panama/lecturas/Falbel-Const.pdf

Artículo de Raskin (2011):
http://f.cl.ly/items/0S0f2w3M0q3t33383w29/teo-31-4-223.pdf


IMPACTO DEL CONSTRUCTIVISMO EN LA PRÁCTICA DOCENTE.
Desde el punto de vista del proceso docente-educativo, el enfoque constructivista tiene importantes implicaciones en el momento de adoptarlos para la educación:
1. Sirve de vía para sistematizar las teorías educativas y convertirse en un propuesta teórica y epistemológica que agrupe diferentes enfoques y tendencias.
2. El conocimiento es construido, no transmitido. Las experiencias deben ser interpretadas y procesadas por cada individuo. Dos personas no pueden intercambiar conocimientos como si fuera sólo información.
3. El conocimiento previo tiene impacto en el aprendizaje. Los marcos cognitivos preexistentes determinan a qué presta atención el sujeto, cómo interpreta aquello a

Técnicas informales
(el profesor no la presenta como evaluación)
Observación de las actividades realizadas por los alumnos.
external image C:%5CUsers%5Cuser%5CAppData%5CLocal%5CTemp%5Cmsohtmlclip1%5C01%5Cclip_image002.jpg
Exploración a través de preguntas realizadas por el profesor durante la clase.
Técnicas semiinformales
(los alumnos obtienen una calificación, aunque no es percibida como una evaluación de su aprendizaje)
Ejercicios y prácticas que los alumnos realizan en clase.
external image C:%5CUsers%5Cuser%5CAppData%5CLocal%5CTemp%5Cmsohtmlclip1%5C01%5Cclip_image004.jpg
Tareas que los profesores indican que se realicen fuera del horario de clase.
Técnicas formales
(Suelen aplicarse en situaciones de mayor control. Los alumnos la perciben como “verdadera evaluación).
Pruebas o exámenes tipo test.
external image C:%5CUsers%5Cuser%5CAppData%5CLocal%5CTemp%5Cmsohtmlclip1%5C01%5Cclip_image006.jpg
Mapas conceptuales.